V JORNADAS PEDAGÓGICAS EN TECNOLOGÍA E INNOVACIÓN EDUCATIVA

Entregado: 30-11-2014 / Aprobado: 5-12-2014

Aprendizaje formal e informal en entornos virtuales

Entrevistas por Mgtr. Juan de Althaus

Magíster en Psicoanálisis, con mención en clínica psicoanalítica de la Universidad Católica Santiago de Guayaquil. Licenciado en Humanidades con mención en Historia en la Universidad Católica de Lima. Estudios de Psicología Clínica. Psicoanalista practicante y actual director de publicaciones de la Universidad Casa Grande y profesor de Humanidades.

El Centro de Innovación y Tecnología para el Aprendizaje (CITA) de la Universidad Casa Grande, organizó los días 21 y 22 de noviembre de 2014, en el Auditorio del diario Expreso de Guayaquil, las V Jornadas Pedagógicas en Tecnología e Innovación Educativa. Tal como indica la convocatoria, el evento se orientó a conocer los principios, estrategias y potenciales beneficios del aprendizaje basado en entornos virtuales, la tecnología de apoyo y las aplicaciones educativas que pueden desarrollarse. Además, compartir las experiencias de expertos nacionales e internacionales en los distintos niveles educativos y espacios profesionales. Participaron docentes e investigadores en diversas áreas del conocimiento. La asistencia colmó las instalaciones del Auditorio.

Los temas específicos se enmarcaron en la aplicación de la realidad aumentada en el aprendizaje, en el aprendizaje basado en juegos en el desarrollo de competencias, en los recursos multimedia en el aprendizaje formal e informal, en los entornos personales de aprendizaje (PLE) en el trabajo colaborativo y en el aprendizaje móvil.

Los conferencistas fueron: Dr. Francisco Revueltas Domínguez (Universidad de Extremadura, España), Mgtr. Anabel Sánchez Cabana (Univesidad Camilo José Cela, España), Dr. Francisco García (Universidad de Murcia, España), Dr. Antonio Arjona (Universidad de Málaga), Dra. María Do Carmo Duarte Freitas (Universidad de Paraná, Brasil), Dr. Rafael Pérez Galán (Universidad de Málaga, España), Dra. Adolfina Pérez (Universidad de las Islas Baleares, España).

 

Ventanales entrevistó a dos expositores de las V Jornadas Pedagógicas, que esclarecen el sentido de los debates.

 

 

Que el camino lo construya el alumno

Entrevista a la Dra. Adolfina Pérez

Profesora de la Universidad de las Islas Baleares. Docente en Investigación en Tecnología Educativa en el estudio de las Tecnologías de la Información y Comunicación aplicada a los procesos de enseñanza-aprendizaje. Aprendizaje con las TIC y en Entornos Tecnológicos.

J.A: ¿Qué experiencias puede contarnos sobre su campo de investigación?

A.P: Las experiencias que estamos desarrollando en este momento corresponden al desarrollo de los PLE, es decir, al desarrollo de entornos personales de aprendizaje de cada individuo. El PLE es el conjunto de herramientas y procedimientos que cada uno de nosotros utilizamos para aprender con la tecnología, respondiendo a las preguntas: ¿Cómo accedemos a la información?, ¿a qué información accedemos, qué tipo de contenido (videos o textos)?, ¿cómo organizamos esa información?, ¿cómo discriminamos la información relevante de la no relevante?, y ¿cómo interactuamos con los demás?

Esta información que compartimos, usando las TIC, con un conjunto de personas, es la idea de entorno o ambiente. Así aprendemos más allá del aula tradicional de la universidad, entendida como un ambiente formal. Actualmente está difundida la idea de conformar un entorno nuevo de aprendizaje, en el que interviene la información que se ofrece desde el aula, pero también la que está fuera, con personas que están dentro del aula y también con las que están fuera.

En este sentido, la experiencia que hemos estado desarrollando ahora es cuando el alumno crea y gestiona un entorno de aprendizaje propio. Además de los contenidos propios para su profesión, también necesita estructurar este nuevo entorno como ciudadano que vive en una sociedad o ambiente tecnológico, necesitando adquirir esa competencia digital que le permita discriminar información, crear contenidos, compartir contenidos de los demás y crearse una red de personas con las cuales seguir aprendiendo a lo largo de toda la vida.

J.A: ¿Qué dificultad han encontrado para que los estudiantes discriminen esa información y esas herramientas?

A.P: Dificultades hay muchas, porque es un proceso de aprendizaje que lleva un tiempo. Primero, la idea de que con un solo clic se llega a una información válida; Segundo, la dificultad de comprender que no solamente los cincos primeros resultados de un navegador es la información que queremos.

Discriminar la información y encontrar la información valiosa cuesta tiempo, y justamente, ese tiempo establece una estrategia para identificar personas que son buenas fuentes de información, portales o contenidos que estén organizados. El estudiante debe saber contrastar la información que encuentra con la que le ofrecen las personas que están filtrando y así tener sus propios mecanismos para identificarla.

Es un tipo de procedimiento que tal vez los mayores tenemos más asimilado, como confirmar si la información es verídica o no. Venimos de una cultura donde esa fuente de información ya está filtrada y es aceptada como buena, válida y relevante, como la proveniente de las casas editoriales. La gran ventaja de internet es que se democratiza el conocimiento, todo el mundo puede publicar, pero de esta manera se debilitan los filtros.

J.A: Es un proceso del que no pueden desembarazarse ni las universidades ni los profesores…

A.P: Nadie. No se puede decir en este barco no me subo porque es el único que hay actualmente. Aquí el rol del profesor es el de guía, de acompañante, que ayuda a estructurar algunos recursos y formas de buscar, a construir el camino. Pero lo importante es que el camino lo construya el alumno porque, al fin y al cabo, va a seguir aprendiendo constantemente a lo largo de su vida.

 

Un aprendizaje activo

Entrevista a Francisco Revueltas

Universidad Extremadura, España. Doctor en Psicopedagogía en procesos de formación de entornos virtuales. Dedicado a temas de aprendizaje basado en juegos, aplicando videojuegos dentro de los procesos de aprendizaje.

J.A: ¿Qué es lo más importante que podría compartir sobre ese tema?

F.R: Las experiencias están confirmando que estos procesos de aprendizaje basado en juegos son válidos, y que en realidad contribuyen al proceso de la consecución de las competencias en cualquier ámbito de la educación infantil, primaria, secundaria y de la educación superior.

J.A: ¿Cómo sería en el caso de la educación superior?

F.R: En la educación superior lo que realizamos son los diseños de los videojuegos, ayudamos a que el pensamiento abstracto, en la generación de problemas, lleve a los estudiantes a sentir que tienen que construir el juego para solucionar ese problema.

J.A: ¿Cómo es la relación entre el profesor, el estudiante y el videojuego?

F.R: Dependerá del nivel de las capacidades que queramos adquirir. Si hablamos de niveles iniciales, habría que desarrollar una de estas estrategias didácticas, para que los alumnos obtengan del videojuego aquellos contenidos y competencias que se están manejando. En procesos ulteriores, que son un poco más complejos, se implica a los alumnos a que construyan los propios videojuegos para poder resolver esos problemas que contribuyen a la vida diaria.

J.A: ¿Es interdisciplinario?

F.R: Sí, se trabaja desde diferentes disciplinas. En mi caso, yo imparto tecnologías aplicadas a la educación a futuros maestros de educación infantil. Evidentemente, lo hacemos dentro de lo que serían las asignaturas de formación básica. Es verdad que el líder es el de las tecnologías, pero están también los que realizan el acompañamiento hacia otras asignaturas y otros bloques que tocan de lleno al proceso de aprendizaje. Por ejemplo, un alumno tiene que saber programar en competencias didácticas, ellos saben que el proceso de programación incluye un proceso de reflexión, un proceso de detección de la competencia y al final un montaje. Se realiza a través de una situación simulada, que no deja de ser un juego.

J.A: ¿Cuáles han sido los resultados?

F.R: Primero, es la motivación, es decir, una estrategia didáctica basada en un aprendizaje activo donde el alumno tiene que hacer algo. A la hora de evaluar los contenidos, cualquier prueba o cualquier aplicación, lo que hacemos es una evaluación auténtica basada en la tarea real que tiene que hacer el alumno. No realizamos pruebas externas como preguntas para que el alumno tropiece. Lo que queremos es que el alumno haya aprendido realmente.

 

EXTRAIDOS DESTACADOS:

En este sentido, la experiencia que hemos estado desarrollando ahora es cuando el alumno crea y gestiona un entorno de aprendizaje propio.

 

Discriminar la información y encontrar la información valiosa cuesta tiempo.

A6.1 FOTO GRUPAL V JORNADAS

 

Escrito por

Nos reservamos el derecho de publicar comentarios.

No existen comentarios aún.

Deja tu comentario