GENERAZIÓN

Entregado: 28-04-2016 / Aprobado: 30-04-2016

Análisis del perfil de la generación Z en Ecuador

Por Edmundo Acosta

Licenciado en Diseño Gráfico en la ESPOL. Diplomado de Marketing Digital en Interlat. Ha laborado en Estudio DB y Maruri Grey. Fundador y director creativo de la agencia digital LAIKA, que fue reconocida con el premio Effie a la Estrategia de servicios de internet más eficiente (2015). Experto en storytelling y redes sociales. Es colaborador y cofundador de Crealegis, agencia de manejo de marcas especializada en propiedad intelectual y branding.

Este trabajo realiza un estudio del perfil que definirá al futuro consumidor ecuatoriano para el año 2020, quien pertenecerá a la generación Z, también denominada iGen o post millennial. Se analizan los comportamientos, hábitos e intereses que ha desarrollado dentro de la sociedad y más aún en internet, de la generación Z. Debido los alcances de la tecnología, se plantean las posibilidades de acceso a las comunidades que está formando este grupo objetivo, que beneficiará al marketing y la publicidad.

Palabras claves: generación Z– consumidor– internet– redes sociales– marketing– publicidad– tecnología

Se denomina generación Z o iGen a las personas post milenio nacidas desde 1995, quienes son considerados como el grupo objetivo emergente en negocios y comunicaciones. Su impacto en la economía de Ecuador se empezará a sentir desde el año 2020.

 

Más allá del hecho de haberse criado en el siglo XXI, son personas mucho más estructuradas que las generaciones anteriores Y y X, serán adultos responsables con su sociedad, ambiente, salud y economía. Debido a que nacieron rodeados de la tecnología de la información y comunicación TIC, el continuo hábito de utilización proviene de su accesibilidad, y no es considerado una dependencia. Igual como la generación X tuvo acceso permanente a computadores personales, y la generación Y a teléfonos móviles o smartphones, con el tiempo aprendieron a regular su uso dentro del hogar.

 

El constante acceso al internet y redes sociales, vuelve a la generación Z altamente sociable y consciente del impacto que pueden realizar sus decisiones en el mundo. Sin embargo, se empiezan a dar vestigios de dificultades para interrelacionarse con personas cercanas, con lo que se evidencia una pérdida de los valores familiares, los más fuertes en la sociedad ecuatoriana (Mauro, 1991). También se nota la tendencia al nihilismo: persona que no se inclina ante ninguna autoridad (Turguénev, 2004). Además, prevalece la inteligencia y el conocimiento de la tecnología sobre la educación.

 

Esta generación preferirá el trabajo independiente a ser parte de una empresa; paralelamente, se proyecta una escasez de profesionales científicos y médicos, a futuro.

 

Los integrantes de la generación Z son hijos de millennials, quienes son el grupo de consumidores que lideran la presente generación (Howe, 2009). Siendo nativos o migrantes digitales, los millennials ecuatorianos transmiten a sus hijos hábitos extensos de consumo digital.

 

También al facilitarles tecnología, como tablets o smartphones para distraerlos, han creado la condición denominada ‘huérfanos digitales’, en que el niño de la generación Z es criado por internet y no por sus padres. El integrante de la generación Z conoce la forma de encontrar información, por lo que la educación no proviene directamente de sus padres sino de fuentes confiables.

 

Debido a los riesgos y falsas noticias que circulan en internet, el iGen deberá formar su criterio acerca de los datos que permitirá recibir y compartir.

 

En Ecuador, la educación social se realiza dentro de un plano familiar, el infante es influenciado por su entorno en la manera cómo reacciona en un aprendizaje social (Kundanis, 2003). Mientras que el aprendizaje pertenece a las escuelas, aquí se realizará un cambio en la manera que la generación Z tendrá un aprendizaje multimedia (Oblinger, 2005), en el que el internet juega como factor clave, desde el acceso a dispositivos en los planteles educativos hasta el acceso de internet masivo. El infante iGen disfrutará de un aprendizaje avanzado, de alto nivel, lúdico, que desarrollará su criterio e inteligencia

 

La generación Z es la primera para la cual las computadoras y el internet siempre han existido.

 

A diferencia de los millennials o generación Y, quienes se iniciaron en la costumbre multipantallas (Martínez, 2012) entre el computador y el smartphone, se estima que el iGen manejará cinco pantallas en promedio al mismo tiempo. La misma tecnología que los conecta, los divide. Tanto Snapchat como Youtube tienen una versión para niños for kids, que limita el contenido al que puede acceder el menor de edad para evitar su exposición a material adulto (García-Piña, 2008).

 

Actualmente, va en aumento el contenido generado por los iGen en sus redes sociales, que es muy apreciado y compartido por los millennials por su originalidad (Torres Morales, 2014).

Se puede concluir que dentro de los hábitos y comportamientos de la generación Z, las marcas y negocios encontrarán estrategias que permitan vender sus productos a través de los medios de comunicación preferidos por ellos. Mediante las comunidades que desarrollan según sus preferencias, se generará una conciencia colectiva por lo que los iGen tendrán una voz poderosa y equitativa, que fomentará el libre comercio y el emprendimiento, mientras que se enfrenta a las corporaciones que no llenen sus expectativas sociales.

 

Se debe reconocer a la generación Z como un colectivo de personas muy distintas con intereses idénticos de todas partes, verdaderos ciudadanos del mundo globalizado para quienes no existen fronteras ni nacionalidades, donde todo lo que está al alcance de un clic puede ser conseguido, sin importar la geolocalización ni los medios de comunicación tradicionales.

 

Por esta razón, los contenidos, tanto de marketing como publicitarios, deberán ser entregados en múltiples formas, a través de un storytelling transmedia, que permita transportarse por distintos medios, desde redes sociales hasta la televisión o futuras nuevas plataformas.

 

La generación Z financiará emprendimientos a través de plataformas como crowdsourcing, por lo que la principal fuente de inversión en nuevas empresas, marcas o negocios no serán los bancos.

 

Al tener tal poder colectivo se plantea también a futuro la implementación de nuevos modelos de gobierno: al estar todo el tiempo conectados e informados, los iGen podrán tomar decisiones democráticas instantáneas (Eggers, 2013). Con tanta información que se posee en la actualidad, los consumidores tendrán su futuro en sus propias manos.

Bibliografía

 

Castro-Morales, J. (2010). Influencia de las nuevas tecnologías de la comunicación en el desarrollo de los niños y adolescentes.

Eggers, D. (2013). The circle. Knopf Canada.

García-Piña, C. A. (2008). Riesgos del uso de internet por niños y adolescentes. Estrategias de seguridad.

González-Fernández-Villavicencio, N. (2009). Bibliotecas y marketing en red. BiD: textos universitaris de biblioteconomia y documentación.

Howe, N. &. (2009). Millennials rising: The next great generation. Chile: Vintage.

INEC. (2013). Reporte Tecnologías de la Información y Comunicaciones (TIC ́S) 2013. INEC Instituto Nacional de Estadística y Censos, Ecuador en cifras. Quito: INEC.

Kundanis, R. M. (2003). Children, teens, families, and mass media: The millennial generation. Routledge.

Martínez, M. A. (2012). Redes sociales: Conversaciones multipantalla, riesgos y oportunidades. En Tecnologías de la comunicación, jóvenes y promoción de la salud .

Mauro, A. &. (1991). La perdurabilidad de los lazos de parentesco en la reproducción social (Ecuador).

Oblinger, D. O. (2005). Educating the Net Generation: How to Engage Students in the 21st Century. Boulder, Colo.: EDUCAUSE.

Parada, A. (2015). Social media and smartphone technology in Quito, Ecuador: Identity, access and shifting notions of progress.

Rivera, S. I. (2011). Segmentación de la red social facebook: una oportunidad para la empresa. PDF.

Serrano-Puche, J. (2012). La desconexión digital periódica como parte de la alfabetización mediática.

Torres Morales, K. M. (2014). YouTube, como una estrategia de publicidad para Palladio.

Turguénev, I. (2004). Padres e hijos.

 

 

Escrito por

Comentarios cerrados.