FERNANDO DEL VECCHIO: LA EVOLUCIÓN DEL DISEÑO Y LA INDUSTRIA CREATIVA

Entregado: 30-09-2015 / Aprobado: 05-10-2015

Fernando Del Vecchio: La evolución del diseño y la industria creativa

Por Josué Ortega Esparza

Fernando Del Vecchio visitó la Universidad Casa Grande el 27 de mayo de 2015, para ofrecer una conferencia sobre la evolución de la carrera de Diseño Gráfico. Retos, desempeño y problemas en el ámbito profesional, son algunos de los principales temas afrontados por el conferencista. Del Vecchio se ha desempeñado en el sector económico desde los años 90; trabajó en la Organización de Naciones Unidas (ONU), se dedica a la consultoría de empresas y su libro Diálogo con Diseñadores; expone temas como la desvalorización de la profesión de diseñador.

Inicia agradeciendo la invitación a la Universidad, prosigue diciendo que estudió Administración de Empresas y resalta que no necesita ser diseñador para ser creativo, acotando que a los diseñadores no les gusta que alguien que no es de la rama del diseño comente sobre su trabajo. Del Vecchio menciona que: “Tanto administradores como creativos tienen un fin en común, que es buscar la solución a problemas habituales”.

Explica la evolución de la industria y su aporte a la sociedad donde los creativos constituyen el 11% del trabajo mundial. Destaca el surgimiento de dificultades en la vida laboral del diseñador. La influencia de las redes sociales en el comprador y la importancia de los ‘Me gusta’ que tengan en sus páginas. “El cliente es arbitrario, caprichoso, cambia de opinión a diario, el cliente quiere todo para mañana, y en todos los casos el malo es él, que no comprende el valor del diseño (…)”, expresó. Así mismo comenta que el creativo siempre tiene alguna excusa; “la facultad no me preparó para la realidad”, siempre hay un enemigo en la historia.

“Todo esto hace la idea de que el diseño está devaluado, y surgen dudas sobre la profesión y su deterioro”, afirmó. Luego realizó una comparación de salarios y ocupación afines, contrastando el trabajo en diseño y en administración; dando como resultado que el administrador gana un 30% más que el diseñador. “Muchos graduados siguen sin generar tanto dinero, lo ven como un deterioro, pero este deterioro es algo natural del sector industrial”, dijo.

Del Vecchio considera que el diseñador comprometido con su labor identifica qué entregará, cuándo y cuánto cobrará, proponiéndose establecer una conexión con el cliente, hacerlo sentir que es parte del proyecto, que le resolverá sus problemas y que todo lo que piensa es importante, de esta manera el diseñador puede emitir un criterio de precio justo ante el cliente, haciéndole entender el valor de su trabajo. Este valor está asociado al precio, pero no son lo mismo según Fernando.

 

Escrito por

Comentarios cerrados.