CONVERSATORIO MUJERES E INNOVACIÓN: LAS MUJERES TENEMOS MUCHO QUE DAR

Entregado: 23-04-2015 / Aprobado: 10-05-2015

Las mujeres tenemos mucho que dar

El 25 de marzo de 2015 se realizó en el Auditorio de la Universidad Casa Grande (UCG) el Conversatorio Mujeres e Innovación, organizado por la UCG en colaboración con el Consulado General de los Estados Unidos en Guayaquil. A continuación presentamos extractos de de las diversas intervenciones.

La abogada Mónica Palencia, moderadora del evento, abrió el conversatorio señalando que “la UCG tuvo como antecedente la Escuela de Comunicación Mónica Herrera, surgiendo en la década de los 90 para instaurar un nuevo modelo pedagógico. La innovación formó parte de su razón de ser, la creatividad la ha acompañado siempre, por eso no queremos perder la oportunidad de nuevas formas de entender, de nuevos planteamientos, de nuevas formas de vida y hoy aquí tenemos a mujeres que son, en sí mismas, un ejemplo vital”

Patricia Fietz, Honorable Cónsul de los Estados Unidos de América, intervino diciendo que, “en mis años como diplomática de los Estados Unidos, he visto que muchas veces las mujeres creemos que debemos asociarnos con otras mujeres por seguridad o por protección, pero cuando una mujer quiere salir adelante en negocios, en política, en diplomacia, o en cualquier otro ámbito profesionaldebe desligarse de la etiqueta de género.Es decir, somos mujeres políticas y no políticas.

A veces nos cuesta entender –continuó– que ya hemos llegado a ese nivel, y al momento de buscar un mentor profesional debemos considerar ese referente sin importar si es hombre o mujer.Puedo decir que en las muchas culturas en las que he trabajado nunca he sentido que tuve desventaja por mi género.

En cuanto a temas de color, de género, de edad, creo que la mejor forma de expresar la no discriminación es no clasificarlos en categorías, somos personas y punto, eso es lo que quiero poner hoy en discusión. Las categorías nos separan, no podemos trabajar basados en categorías que, haciendo referenciasa la no discriminación, reproducen discriminación”.

Joyce de Ginatta, conferencista nacional e internacional y líder empresarial, planteó que, “la innovación no es una cuestión moderna, no es de este siglo o de esta década; la innovación ha estado toda la vida. No se trata de tener ventaja porque se es mujer, sino darle ventaja al mejor, esa es una regla de juego muy importante. Me dijeron que ‘tenía que ser mujer’, cuando presenté el tema de la dolarización, pero no me importó. A veces me pongo a pensar que esa fue una idea innovadora y revolucionaria. Eso es ser una persona auténtica, que cree en sus ideas y que va un paso más allá de lo que uno piensa, eso es innovar.

Se presenta un escenario y luego sobre ese escenario, cambiar e innovar.Yo planteo que la innovación no es un tema de esta época, sino de toda la vida y la persona que quiere realmente resolver los problemas tiene que marcar esa diferencia, y eso solo se logra enfrentando las cosas y diciendo la verdad”.

Luego hizo uso de la palabra Cecilia Ansaldo, catedrática de literatura ecuatoriana y española, aportando con sus comentarios:

“Cuando se participa en la vida, a partir de una dinámica intensa, creo que solo hay dos formas de hacerlo: desde unos patrones que se repiten por la fe en los modeloso desde unos comportamientos cambiantes que están influidos por el tiempo y las circunstancias. En la historia, las mujeres venimos de un pasado en el que se nos enseñó a seguir esquemas, a repetir modelos que el sexo dominante diseñó para nosotras. El mundo se habría perdido de la mitad de los aportes, ideas y comportamientos de las mujeres, de no ser por una escondida intervención femenina. La mujer es innovadora por ocupación casi natural, porque el mundo doméstico ejercitó con creces esa capacidad, que hoy nutre instituciones mayores y desafíos colectivos.

Las propuestas de maestras han nutrido notablemente la esfera de los aprendizajes,guiadas por el intelecto y los descubrimientos.

Sobre el problema de la falta de lectura, creo que se necesita una militancia feroz para rescatar el estudio, el crecimiento intelectual y el motor de la imaginación”

Marcia Gilbert de Babra, educadora y rectora de la Universidad Casa Grande, se dirigió al público expresando que, “personalmente tuve la suerte de no sentirme disminuida desde niña por ser mujer, porque los hombres más importantes de mi vida nunca me minimizaron, siempre me estimularon a más.

Quiero resaltar a mujeres educadoras, y lo interesante y variado de la innovación educativa que proponen. Martha Nussbaum, es una filósofa estadounidense cuyos intereses se centran en la filosofía política, la ética, yes la defensora de que la universidad norteamericana no se separe de las humanidades y de la filosofía. Carol Gilligan, realizó la escala del desarrollo moral en la mujer, dice que el hombre tiene un desarrollo del sentido moral más abstracto y más orientado a la justicia fría, la mujer se orienta a los demás, al cuidado. Sheryl Sandberg, directora ejecutiva de Facebook, es una mujer que ha incursionado en las nuevas tecnologías y está haciendo una carrera fenomenal. BarbaraRogoff,es una de las que más ha escrito sobre la teoría del constructivismo en la enseñanza-aprendizaje con los niños. También están Nancy Owen, Linda Darling-Hammond,entre otras.

Las mujeres –finalizó Marcia Gilbert– en la historia siempre han sido innovadoras en educación, pero lo importante es saber si lo siguen haciendo. Las mujeres todavía tenemos mucho que dar al mundo”.

RECUADRO:

“Las categorías nos separan, no podemos trabajar basados en categorías que, haciendo referenciasa la no discriminación, reproducen discriminación”.

 

Escrito por

Comentarios cerrados.