UNA BUENA FOTO VALE LA PENA

Ventanales tuvo la oportunidad de entrevistar a Gabriel Weber, fotógrafo profesional, a su paso por la Universidad Casa Grande (UCG). Agradecemos la entrega de algunas de sus fotos que publicamos en estas páginas y las enseñanzas que nos transmitió sobre su experiencia.

¿Qué es para usted la fotografía?

La fotografía de naturaleza es muy particular, uno ve algo que le llama la atención y toma la fotografía, pero hay fotos de la naturaleza que son complicadas, porque para captar a un animal hay que pasar horas esperándolo, soportando bichos, mosquitos y suciedad. Es una locura, pero el resultado es extraordinario. Hay otras fotografías sobre insectos, uno encuentra algunos muy interesantes.

Recorrí 140 km a pie durante la peregrinación a Santiago de Compostela, con mi esposa, llevando mi cámara y lentes que pesan bastante. Sin embargo, fue espectacular. Las campiñas de Europa son sin igual.

Con la tecnología actual se ha generalizado el uso de la fotografía y los videos. ¿Qué diferencia aporta el fotógrafo?

Los fotógrafos tenemos ‘ojo fotográfico’. Admiro mucho a los fotógrafos antiguos porque debían disparar la foto calculando, tenían que estar pendientes de que todo saliera bien. Ahora, cuando uno la ve en digital, la borras y sigues tomando, pero la foto antigua era un espectáculo porque requería esfuerzo y no se podía borrar.

He tenido pasión por la fotografía desde pequeño. Siempre tuve mejores cámaras que mis amigos. Cuando salió la digital, me compré una Sony Cyber Shot que me costó mucho dinero, pero era mi fascinación. Me parece que el fotógrafo que recién empieza debe tener mucha paciencia, habrá meses que facturas mucho y meses que no. Hay que guardar para la época de vacas flacas.

Mucha gente se compra una cámara de foto y ya se cree fotógrafo. He tenido clientes que dicen “fulanito me cobra más barato que tú”, pero luego regresa. El asunto es que no cualquiera puede tomar una buena foto.

Para los que quieren estudiar fotografía es importante saber que la clave es buscar, analizar, ser curioso, ver quién lo hace, por qué lo hace, cómo lo hace, siempre estar actualizándose. Ahora hay muchas maneras de imprimir una fotografía debido a las nuevas tecnologías, por ejemplo: en cuero, tela, papel, cartón y quién sabe cuántas más.

¿Hay una fotografía conceptual, artística o todos los tipos lo son?

En la fotografía uno puede interpretar lo que uno quiere. Muchas veces yo tomo una foto pensando en una cosa y cuando la veo, pienso en lo opuesto. Por ejemplo, en Playas tomé una foto a un cordel con una pinza roja y una araña. Realicé los ajustes a la cámara, balance de colores, difuminación, y ya. La foto me gustó, pero mi hermana se enamoró de ella, le encanta porque le recuerda la soledad. Yo la veo como una soledad positiva, tener tu propio espacio, que es parte de la vida. Hay muchas interpretaciones. Tomar una buena foto y el esfuerzo que conlleva, valen la pena.

Comentarios cerrados.