REFLEXIONES SOBRE LA GESTIÓN DE LA RESPUESTA AL SISMO 16/4

 

Entregado: 13-05-2016 / Aprobado: 20-05-2016



Por Carolina Portaluppi

Economista por la Universidad de Guayaquil. Maestría en Educación Superior en la Universidad Casa Grande (UCG). Docente de la maestría en Desarrollo Humano en FLACSO Argentina. Ha laborado en el sector público. Consultora internacional de gestión de riesgos. Directora del departamento de  Responsabilidad Social y Vinculación, y docente de Ciencias Políticas, en la UCG.


 

  1. Durante la emergencia, es prioritario salvar vidas, proteger la vida y devolverle al territorio la habitabilidad y su funcionalidad.
  2. Es clave gobernar la respuesta desde el territorio. Todas las decisiones que se tomen deben estar orientadas a fortalecer la institucionalidad y el Sistema Nacional Descentralizado de Gestión de Riesgos.
  3. Es crucial el funcionamiento de los Centros de Operaciones de Emergencia (COE) provinciales y cantonales, para atender la respuesta de un modo eficaz. Su actividad debe ser flexible y adecuarse a las necesidades.
  4. La respuesta y recuperación frente a un desastre no deberían prescindir de nadie. No debe ser una respuesta exclusivamente ‘del Estado’, y peor aún, ‘del Estado Central’. El Sistema Nacional Descentralizado de Gestión de Riesgos incluye a todos los actores: públicos, privados, no gubernamentales, sociales, comunitarios, civiles y militares, nacionales e internacionales. Todos deben participar, según sus capacidades, a través de las mesas de trabajo.
  5. La coordinación civil militar es esencial. Las Fuerzas Armadas tienen una capacidad operativa que, de manera inmediata y bajo el gobierno de los centros COE, debe poner a disposición sus habilidades y medios para la atención del desastre.
  6. El rol de la cooperación internacional es muy importante. Se deben fortalecer los lazos de manera permanente, y utilizar su aptitud de movilizar conocimiento global y buenas prácticas, capacidad operativa y recursos, haciendo sinergia con los esfuerzos nacionales.
  7. La comunicación es fundamental. La prensa tienen un papel que cumplir en varios sentidos: informar adecuadamente a la población, ser un canal de información adecuado acerca de vacíos en la asistencia que deben ser atendidos por los centros COE en los distintos niveles, responder a las necesidades humanitarias y acompañar en el proceso de recuperación, y cooperar con la transparencia, vigilancia y el control social durante todo el proceso.
  8. Existe mucha evidencia sobre la relación entre la gestión de un desastre y la gobernabilidad. Politizar la gestión humanitaria y/o la recuperación post desastre es la peor de las apuestas de un gobierno. Los costos para la gente, sobre todo para la población afectada, son muy altos, y para el político, también.

 

Escrito por

Comentarios cerrados.