LOVE TO BE TZANTZA

Entregado: 06-04-2016 / Aprobado 11-04-2016



Camila Moncada Bradford

Licenciada en Comunicación Social con mención en Redacción y Creatividad Estratégica en la Universidad Casa Grande (UCG). Ha sido profesora de literatura y teatro. Se dedica a escribir y a las artes escénicas. Miembro del grupo Tzantza Grande desde 2004.


Noviembre de 2004. Un grupo de catorce estudiantes de Casa Grande nos preparábamos para nuestra primera conquista. La Conquista no ha terminado todavía, de Pipo Martínez Queirolo, fue la primera obra con la que el grupo Tzantza Grande conquistaba las tablas, las carcajadas de cientos de espectadores, y la satisfacción del autor, a quien tuvimos el privilegio de conocer en el estreno y quien además se mostró conmovido con la juventud que mantenía vivo el humor, y el amor por el teatro.

Todo lo que comenzó en un hotel (en la obra), en realidad inició en una de las salas de la Universidad Casa Grande. Recuerdo haber tenido la iniciativa, junto con unas compañeras, de hablar con Marina Salvarezza, quien era nuestra profesora de la materia llamada Comunicación No- Verbal, para formar un grupo de teatro. Este grupo se armó y se desarmó muchas veces, pues en un principio muchos iban y no volvían. Logramos convocar, a partir de un casting que realizamos, a un grupo de estudiantes de distintos años y carreras, pero con la misma pasión.

Era un ejercicio divertido, pero más allá de la comedia, teníamos un compromiso con el arte. Ensayábamos después de clases y en ocasiones nos quedábamos incluso hasta horas de la madrugada. Conformamos un grupo que representaba a toda la Universidad, pero también en donde cada uno dejaba atrás por unos momentos las preocupaciones propias de la vida estudiantil, y se sentía apoyado siempre por sus compañeros con quienes podía convertirse en otros y otras.

Además de los dos papeles protagónicos, cada uno hacía por lo menos cinco personajes y pasaba por una serie de “correcorres” detrás del telón. Nos hicimos actores, tramoyeros, pintores, carpinteros… y en escena fuimos algo más que eso: desde un melodramático protagonista de novela –e hijo-,  el gran Atahualpa, hasta una lavadora Westinghouse lo saben bien quienes nos vieron y hoy en día conforman el grupo saben a lo que me refiero.

Es maravilloso que hoy siga teniendo alas lo que una vez comenzó en el Hotel de la obra. Queda un largo camino por recorrer. Estoy orgullosa de poder trabajar aún con quienes continúan con el grupo de la UCG. I don’t wanna be Tzantza, I don´t wanna be Tzantza, eran las líneas de una de los personajes de la obra de aquel entonces, pero en conjunto todos los que conformamos el grupo dijimos –y seguimos diciendo- “Sí queremos ser Tzantza, somos Tzantza Grande”.

 

DESTACADO:

Tzantza Grande, el grupo de teatro de la Universidad Casa Grande, inició sus actividades en 2004 con un grupo de estudiantes de diversas carreras. En el 2009 se inauguró la carrera de Comunicación Escénica y a partir de ese año, los estudiantes de esta carrera tienen la oportunidad de ser miembros de Tzantza de Grande. Una de los últimos trabajos que tuvo el grupo dirigido por Marina Salvarezza, fue presentar dos temporadas de teatro infantil —con obras como Caperucita o La Bella Durmiente—, en el centro comercial Village Plaza de Samborondón. En el 2016 está previsto que continúe vigente el convenio con esta empresa para presentar otra temporada de obras.  

Escrito por

Comentarios cerrados.