ESTUDIANTES MONTAN UNA PRIMERA BIBLIOTECA POPULAR

Entregado: 30/05/2014 Aprobado: 05/06/2014

Por Gabriela Romero

Estudiante de Diseño Gráfico y Comunicación Visual, en proceso de tesis. La idea del Caso VIII de la carrera de Diseño Gráfico y Comunicación Visual, surgió de las clases de la materia Gestión de Proyectos, y dónde cada uno de nosotros tenía que encontrar una problemática que se pueda resolver a través de la comunicación visual.

El caso consistió en montar la primera biblioteca popular en la comunidad La Delicia, ubicada en el sector de La Ladrillera a la altura del Km. 15, vía a Daule.

Los alumnos de diseño del 4to y 8avo semestre, éramos los encargados de implementar el caso. El recurso principal para incentivar a la donación de los libros dirigidos a la causa, sería un bazar de diseño.

En este bazar existirían artículos elaborados a mano por los alumnos que estaban involucrados en el caso, y que serían canjeados por la cantidad de libros que se entregaran. “Libros por artículos”, era una de nuestras principales premisas para beneficiar a la comunidad. Justamente por esto, al caso lo llamamos Cambalache, que significa trueque.

Como parte del proceso de investigación, tuvimos que delimitar a los sectores que podrían ser beneficiados con esta biblioteca popular. Cuándo nos encontramos con La Delicia, nos dimos cuenta que existía una escuela con 700 alumnos que necesitaban de recursos para fortalecer su educación.

Biblioteca-popular-2

Creo que Cambalache fue una experiencia enriquecedora, porque nos dimos cuenta que podíamos hacer grandes cambios a partir de nuestra profesión, y lo que más nos llenó de satisfacción fue la cantidad de personas que se acercaron a donar libros el día del evento. El llamado que hicimos a la comunidad traspasó las expectativas que teníamos del proyecto y nos llevó a la conclusión de que las personas, cuando se proponen algo, pueden realizar acciones inimaginables.

Cada miembro del equipo actuó con gran responsabilidad y dedicación, para poder llevar adelante el proyecto que creo, fue un éxito total.

Los moradores de La Delicia nos expresaron, además de cariño, mucha gratitud cuando fuimos a hacer la entrega oficial de los 5000 libros recaudados. Desde el inicio, esta meta iba cambiando día tras día, ya que nos exigíamos más para que esta comunidad tuviera la cantidad y la calidad necesaria de libros que iban a beneficiarlos.

En conclusión, Cambalache abrió paso a que los demás proyectos de la carrera con una vinculación similar tengan el mismo nivel de exigencia, responsabilidad y cariño. Se constituyó en un proceso de aprendizaje y creatividad que dejó cambios positivos en todos los que estuvimos involucrados.

Escrito por

Nos reservamos el derecho de publicar comentarios.

No existen comentarios aún.

Deja tu comentario