CASO DE PRATI: HOY PUEDES SER TÚ

Entregado: 06-04-2016 / Aprobado: 30-04-2016



CASOS

La experiencia como grupo ganador Crispy Honey Chipotle

Por Karim Olvera

Estudiante tesista en Comunicación Social con mención en Relaciones Públicas de la Facultad de Comunicación Social de la Universidad Casa Grande (UCG). Actualmente trabaja en el área de comunicación de la ONG Plan International.

El 10 de septiembre del 2015 llegó un correo a estudiantes seleccionados convocándonos a una reunión para el Caso Real Largo, como lo llamaba la Facultad. Nos separamos en cuatro grupos integrados por alumnos de las diferentes carreras de la Facultad de Comunicación, de distintos años y materia de Casos (en mi caso era el ocho, el último que cursas en la carrera), y empezaron las lecturas de brief y la investigación del cliente: De Prati.

Las conversaciones en las primeras reuniones eran muy repetitivas. Analizamos el brief una y otra vez. Acordamos que no podíamos complacer cada uno de los pedidos que nos hacían. No podíamos irnos en contra de lo que el cliente quería que cumpliéramos, o al menos, eso fue lo que pensamos inicialmente. Decidimos entonces, que lo más importante era presentarles algo que mejorase todo el conjunto. Todo esto desde la visión de unos jóvenes casagrandinos queriendo jugar a ser publicistas.

 

De Prati es una marca de trayectoria en el país, sin embargo no es de las primeras opciones de los jóvenes. En el proceso de investigación descubrimos que los jóvenes tienen una percepción negativa hacia la marca. De Prati, para ellos, era la abuelita conocida de las marcas, el lugar donde las señoras eligen su ropa, o las tías compran los regalos. Para llegar a este joven teníamos que conocerlo, y muchas veces, éramos nosotros. Las marcas nos venden una forma de vestirnos, una personalidad, un perfil ya establecido que intenta hacernos “diferentes” y al final solo logra repetirnos.

 

Entonces, buscábamos que De Prati pudiera ofrecer todas la opciones posibles para que pudiéramos elegir, incluso cambiar si un día lo deseábamos. Y nació nuestro plan que se desprendía de una sola frase: Hoy puedes ser tú. La idea era que De Prati nos entendiera como jóvenes y no busque vendernos una imagen cool, hipster o a la moda; que simplemente nos deje ser nosotros mismos.

 

Aunque quisiera contar todas las ideas, no puedo hacerlo en tan pocas palabras. Sin embargo, lograr que el jurado se ría y al mismo tiempo deje rodar lágrimas al ver la campaña, solo nos decía que lo habíamos hecho bien.

 

Así terminó el Caso Largo DePrati, que llevaba muy bien su nombre, porque era realmente largo. En un principio serían ocho semanas de trabajo, que terminaron convirtiéndose en tres meses de compartir con un grupo de personas que terminaron siendo amigos. Amigos a los que un día abrazabas y al siguiente no querías verlos.

 

Finalmente, a mis amigos de CrispyHoney Chipotle (Adri, Fiorellita, César, los Josés, Conchi, Jaime, Ditaclau, Gabilu y Clau) sé que probablemente no lean esto, pero gracias por soportarme como gerente por tanto tiempo y darme el mejor Caso que tuve. Pero más que nada, gracias por enseñarme a quererlos y ser mis amigos. Recuerden siempre a donde vayan que: “Hoy puedes ser tú“.

 

 

Escrito por

Comentarios cerrados.