PAP 2015: PELACHITOS

Entregado: 12-05-2016 / Aprobado: 15-05-2016

PAP 2015

Superhéroes para un súper niño

Por Kristel Ullauri


Licenciada en Comunicación Social con mención en Relaciones Públicas y Comunicación Organizacional en la Universidad Casa Grande (UCG). Conocimientos en marketing estratégico y ventas. Labora desde el 2014 en el sector alimenticio y agrícola.

El cáncer infantil, aparte de la enfermedad como tal, desencadena un sinnúmero de problemas, situaciones y dificultades que, tanto el niño como sus padres y familia, deben afrontar. Ningún niño merece dejar de sonreír, ser feliz, jugar e imaginar aventuras. Sólo se necesitó un lápiz, un papel e imaginación para que, siete estudiantes y 10 niños y niñas que recibían su quimioterapia en la Sociedad de Lucha Contra el Cáncer (SOLCA), inventaran los “Pelachitos”, cuatro coloridos y originales superhéroes, creados para darle frente y derrotar algo llamado ‘cáncer’.

 

Como es el caso de algunos Proyectos de Aplicación Profesional (PAP) de titulación en la UCG, nuestro proyecto tuvo un giro inesperado sobre la finalidad y el alcance que queríamos lograr con la creación de un juguete. En una de nuestras reuniones de tesis, realizamos un brain storming para descartar ideas clichés y desgastadas.

 

Fue ahí cuando escuchamos el testimonio de un profesor Luis, quien mencionó sobre el caso de su hijo y su lucha contra el cáncer. Inmediatamente, por decisión unánime y sin titubear, nos planteamos enfocar el proyecto a ayudar en lo que más pudiéramos a estos niños, con un juguete dedicado e ideado especialmente para ellos.

 

La investigación fue fundamental para determinar nuestros objetivos, y sobre todo ser eficientes con nuestra propuesta. Para esto, realizamos visitas al área de pediatría de SOLCA, entrevistas a padres de familia de niños con cáncer, psicólogos y especialistas, para identificar los sentimientos, emociones, anhelos y necesidades de un niño con cáncer.

 

Y lo más importante, nuestras charlas de horas, llenas de marcadores y papel, en una sala de hospital, con niños de 2 a 16 años plenos de vida, hablándonos de sus personajes favoritos, ídolos, su familia, escuela, sus miedos y motivaciones.

 

Con esto pudimos descubrir que un juguete podía ser la oportunidad de apoyarlos, ya que estaban aburridos de recibir pelotas, muñecas, carritos y rompecabezas. Los niños llegan a un punto que incluso arruman estos objetos y nada les causa sorpresa. Entonces, era tiempo de que reciban algo diferente, que reflejase lo que ellos son y necesitan. Algo…como los “Pelachitos”.

 

“Pelachitos” es una mezcla del uso de las palabras ‘pelado’ y ‘chiquito’. Son cuatro personajes: Nux, Flaffly, Driu y Zozzy. Sus colores se determinaron de acuerdo a la psicología del color y las preferencias de los niños, al igual que su vestimenta y personalidad.

 

Son asexuados para no caer en clasificaciones y estereotipos. Es por ello que sus nombres son simplemente una mezcla de juego de letras y vocales, que les agregan originalidad a los personajes.

 

Además, son calvitos para que los niños se identifiquen con ellos, ya que descubrimos que uno de los momentos más duros, tanto para las niñas como los niños, es la pérdida de cabello. Esto marca un antes y después de la enfermedad, lo cual a muchos padres de familia les cuesta explicar este proceso a sus hijos, y de la misma manera, a muchos niños les cuesta entender lo que sucede..

 

Los personajes vienen con un cuento infantil que recrea algunas situaciones que afronta un niño con cáncer, tales como pérdida de cabello, bullyng, desánimo, miedos y dudas sobre la enfermedad, sueños y deseos que temen no lograr cumplir, entre otros.

 

Cada historia muestra cómo los súper poderes de los “Pelachitos” ayudan a sobrellevar estas dificultades, con la mejor actitud positiva y jugando con la imaginación. Los súper poderes se basan en cuatro factores fundamentales en la vida de los niños: energía, risa, sueños y comunicación.

 

Una vez que finalizamos los personajes y cuentos, creamos un divertido y especial evento para presentar a los “Pelachitos”. La clave para el éxito de este evento fue la división de responsabilidades entre cada miembro del grupo, para conseguir auspicios, financiamiento, artistas, personalidades invitadas, medios de comunicación, la participación de autoridades de SOLCA, y sobretodo, la asistencia de niños y niñas de consulta externa de pediatría de SOLCA.

 

Ese día fue más que especial, mucho más de lo que nosotros y nuestros profesores esperábamos. Una de las observaciones de nuestros guías de tesis era que probablemente no asistirían muchos niños, así como pocos medios de comunicación. Pero fue totalmente lo contrario, tuvimos el salón lleno de niños, dulces y golosinas por todos lados y una cámara de televisión en cada esquina.

 

Además, obsequiamos “Pelachitos” y tablets donadas por una marca ecuatoriana a los 35 niños internados en pediatría que no pudieron asistir ese día al evento, por sus tratamientos.

 

Las caritas de sorpresa y alegría de estos niños son un recuerdo que jamás olvidaremos. Un niño y su mamita que estuvieron el día del evento asistieron a nuestra presentación y ella nos contó cómo su hijo hablaba con su “Pelachito” y lo especial que lo hacía sentir. Que corría apenas llegaba de la escuela a contarle su día a su “Pelachito”, y que nadie se lo quitaba de encima. Cuando ella empezó a narrar el caso de su hijo y lo fuertes que han sido ambos para sobrellevar la enfermedad, agradeció iniciativas como la nuestra que causan un impacto positivo en la vida de estos niños.

 

Este proyecto está dedicado con mucho cariño a Juanpi y Gabrielito, quienes fueron nuestra inspiración y motivación. ¡Gracias por todo, campeones!

 

 

DESTACADOS:

La mejor receta para superar cualquier enfermedad, es una píldora de optimismo acompañada de una receta de sonrisas, alimentando la fe y ejercitando el corazón.

 

 

 

Escrito por

Comentarios cerrados.