#PORTEOUVERTE

Por Arianna María Musello

Estudiante tesista de la carrera de Comunicación, Publicidad y Marketing de la Facultad de Comunicación Social de la Universidad Casa Grande (UCG). Ha obtenido certificados en GEA Ecuador S.A., artes visuales 2008, Effie de Plata 2013, Cóndor de Oro 2014. Ha laborado en  agencias de publicidad y es asesora de marketing del restaurante El Rincón del Ceviche.

PRAY FOR PARIS es una de las frases más célebres que publican las personas en las redes sociales en apoyo al lamentable atentado del 13 de noviembre del 2015 en París, donde 120 personas fallecieron. Es increíble la importancia que tienen las redes sociales hoy en día, cómo podemos difundir rápidamente lo que está pasando, enterarnos de todo inmediatamente, instruirnos por este medio, crear diálogos y discusiones sobre estos temas e inclusive brindar nuestro apoyo a los más necesitados.


En el momento que ocurrió la tragedia las redes sociales empezaron a inundarse de apoyo. Especialmente en Twitter se creó un #hashtag con la frase #porteouverte, que significa puerta abierta. Las personas que viven en París colocaban la frase en sus redes para dar a conocer que su puerta estaba abierta para hospedar a cualquier persona. Muchos de los parisinos abrieron sus casas para acoger a miles de personas con el fin de que no pasen peligro en las calles.

 

Al mismo tiempo, conforme la gente de otras partes del mundo se iba enterando mediante las redes de lo que iba sucediendo, se comenzó a brindar apoyo desde el extranjero, con oraciones y fotos de París. Inclusive en el Facebook se creó una aplicación que convierte tu foto de perfil en la bandera de París. Muchas personas a nivel mundial empezaron a cambiar su foto y colocar la bandera parisina de fondo, como acto para brindar apoyo. ¿Será novelería?

 

En el Ecuador se generó una polémica sobre el tema. En el momento que las personas cambiaron su foto de perfil no pararon de aparecer los disgustados que estaban en desacuerdo y refutaban el porqué uno sí reaccionaba por París, pero no por Siria que lleva años en guerra. Luego apareció otra persona diciendo que por qué mejor uno no se enfocaba en los problemas más cercanos, como los de nuestro propio país. La verdad es que cada uno de nosotros es dueño de nuestra red social y lo bueno es que podemos manipular fácilmente a quién tener y a quién no, qué borrar y que no. Pero lo que me preocupa es porqué las personas no tienen el derecho de comunicar libremente lo que sienten.

 

Me surgió la interrogante sobre si en Ecuador se controla y se quiere seguir controlando los medios de comunicación. La mayoría de nosotros que estamos en desacuerdo con ese control, ¿por qué discutimos acerca de lo que otros publican? Realmente, nos acostumbramos a las polémicas en las redes sociales. Lo único que estamos dispuestos a hacer es colocar nuestras opiniones sobre los muros de los demás.

 

Adicionalmente Facebook lanzó una aplicación que se llama safety check en la que uno, mediante la locación con el GPS, tiene que poner que se encuentra a salvo y automáticamente le llega a todas las personas de la red social. Es decir, que si la persona estaba cerca del área o dentro del país, automáticamente le llega un mensaje al que tiene que responder si está a salvo, a todos sus usuarios. Esto es algo muy útil, ya que cuando ocurre algo uno se empieza a preguntar qué conocido o familiar se encuentra en esa zona. Estas dos aplicaciones han llamado la atención, no solo en el Ecuador sino en todos los países. Se han desencadenado millones de foros donde se discute a favor y en contra de utilizar estas aplicaciones y sobre resaltar los desastres que ocurren en el mundo, todos los días.

 

El poder sobre lo que sucede mundialmente ya no lo tienen los medios televisivos sino las redes sociales. Esta inmediatez con que se comunican las personas es lo que le da el plus. Durante esa noche de terroristas, el Bataclan se inundaba de sangre mientras las redes se inundaban también de mensajes de personas pidiendo ayuda, otros mostrando apoyo, o simplemente informando y dejando el recuento de lo sucedido por medio de párrafos o imágenes impactantes.

 

Estas masacres, sea la de París, Siria o Alemania en tiempos de Hitler, ocurren sin sentido. Lo único a favor en la actualidad es que la comunicación es más directa e inmediata y podemos prevenir un poco más estos nefastos acontecimientos o ayudar en algo. Los motivos para hacerlo siempre serán diferentes.

 

Referencias:

http://www.elmundo.es/internacional/2015/11/15/56488650e2704e8b538b45ea.html

 

 

http://www.bbc.com/mundo/noticias/2015/11/151116_debate_redes_sociales_ataques_paris_facebook_ch

 

 

 

 

 

 

Escrito por

Comentarios cerrados.