DAR A LUZ AL POEMA

Entregado: 09-09-2015 / Aprobado: 15-09-2015

Lanzamiento del poemario q|p de Jota Kintana

Por Giancarlo Castro

“Ésta ya es tu casa”, dijo Marcia Gilbert el pasado 17 de julio cuando dio inicio al lanzamiento del poemario de Ernesto Noboa, al notar la presencia de familiares, amigos y alumnos del poeta que entró este año al cuerpo docente de la Universidad Casa Grande (UCG). Q|p es el cuarto libro de Ernesto, quien publicó su tercer poemario Restricciones en agosto del año pasado, y cuyo lanzamiento también fue en la Universidad bajo el sello editorial El Conejo.

El lanzamiento del libro contó con un conversatorio en el que Ernesto Noboa, ya ocupando el lugar de Jota Kintana –su alter ego poeta–, junto con la escritora Leticia Loor, fueron desentrañando los orígenes que dieron vida a q|p.

¿Quién, por qué y cómo, Jota Kintana?, fue la pregunta que abrió el conversatorio: Kintana señaló: “Siempre se cree que los poetas escriben por tal o cual razón, pero la verdad es que siempre tienen sus propias razones. Mis razones son un profundo sentido de insatisfacción y también una sensación de querer protestar contra algo que también va mutando de piel, de tamaño y color. Y bueno, también la razón más ligera podría ser tomar el pelo un poco”.

Continuando con el conversatorio, Noboa comentó sobre su proceso poético: “Conforme uno va pensando en recursos poéticos, va cambiando palabras de sitio y se le ocurren otras distintas. Uno deja el poema reposando y luego vuelves la semana siguiente; así el poema va tomando vida, pero es un trabajo arduo. (…) Esa es mi ruta, y así es como doy a luz un libro”.

Al final del conversatorio, el actor Antonio Aguirre cerró la noche recitando varios poemas de q|p. Porque también soy muchos y muchas. Un ente inacabado con capacidad de vivir así hasta el final de los tiempos. Por la nociva e increpadora ornamenta de mis arrugas. Simultáneos surcos de pena y alegría…

Mientras los versos salían apretados e impactantes de la boca del intérprete, la velada llegaba a su fin. Las puertas se abrían y la gente comenzaba a recogerse de sus asientos, pero la poesía se quedó suspendida un tiempo más, esperando quizás el siguiente libro de Jota Kintana.

 

 

 

Escrito por

Comentarios cerrados.