EL EQUIPO ES COMO UNA FAMILIA

Entrevista a José Zambrano,  Capitán del equipo de rugby Yaguares 
 
José Andrés Zambrano Bermeo cursa la carrera de Audiovisuales y Multimedia de la Facultad de Comunicación Mónica Herrera de la UCG. Es graduado del IGAD en la carrera de Informática y es diseñador gráfico freelance.
 

Ventanales entrega a sus lectores un resumen de la entrevista a José Zambrano, donde relata su experiencia como capitán del equipo de rugby de la UCG.

Ser capitán del equipo de rugby no ha sido tarea fácil. El capitán tiene 22 años y varios de sus compañeros de equipo son mayores a él. Esto al principio generó conflictos porque no todos se sentían cómodos al estar representados por alguien menor.

En el rugby lo más importante es el respeto. El respeto hacia el capitán, hacia el árbitro y sobre todo hacia el rival. En un partido de rugby sólo los capitanes pueden dirigirse al árbitro, el resto del equipo debe confiar y respetar las decisiones que éste tome.

La elección del capitán fue decidida por el equipo luego de los primeros juegos donde se destacaron las personalidades de todos, pero antes de lograr acoplarse como equipo, Yaguares perdió un par de partidos por no confiar plenamente en su capitán y por no respetar sus decisiones. Esto ha ido cambiando con el paso del tiempo y mejorando con la comunicación del equipo. El capitán es un jugador más, pero es el que representa al equipo frente al árbitro y al rival.

En la cultura del rugby, lo principal es el compañerismo, la unión, la puntualidad en los entrenamientos, el respeto al rival, al árbitro y al entrenador.

El equipo de Yaguares no es sólo gente de la Universidad hay profesionales o estudiantes de otras universidades, personas que tienen más años de experiencia jugando rugby. Los jugadores mayores a mí, en la cancha me aconsejan y fuera de ella también comparten su experiencia conmigo.

En el tercer tiempo se refleja el respeto y el compañerismo con el rival, porque dentro de la cancha se puede tener roces con el rival, pero una vez terminado el partido, en el tercer tiempo, el equipo local debe demostrar que es buen anfitrión y demostrar compañerismo con el equipo visitante.

El año pasado éramos el equipo novato y quedamos en los cuatro primeros puestos y eso fue una hazaña porque todos los equipos que jugaban, son equipos con experiencia.

Las personas que se han ido uniendo al equipo han sido constantes y se han comprometido con Yaguares. El equipo es como una familia. Fuera del entrenamiento y de los partidos se reúnen para ver partidos de rugby, comer y compartir no sólo entre los jugadores sino también sus familias.

Si nos integramos y nos conocemos, podemos confiar en las personas que están a nuestro alrededor dentro de la cancha y eso es muy importante.

 

 

Escrito por

Nos reservamos el derecho de publicar comentarios.

No existen comentarios aún.

Deja tu comentario