LA EDUCACIÓN DIFERENCIADA MEJORA EL PROCESO DE APRENDIZAJE DE LOS NIÑOS Y NIÑAS

 Por Viviana Castillo 
 
Estudiante del octavo semestre de la carrera de Educación Inicial, con mención en Educación Especial, de la Facultad de Ecología Humana de la UCG. 

La educación diferenciada se refiere a separar a niños y niñas en el aula para de esta manera brindar un aprendizaje que atienda a cada necesidad individual. El proceso de aprendizaje en el cual se adquieren habilidades, entendimientos, conocimientos y conductas, van a ser diferentes en cada individuo.

La educación diferenciada mejora este proceso puesto que se ha comprobado que los niños y niñas neurológicamente tienen diferente desarrollo; en escuelas donde se ha aplicado este programa los niveles académicos son más elevados, los niños se sienten menos cohibidos, su autoestima es mayor y además se han visto menos conflictos en el aula y violencia entre géneros.

¿Somos los hombres y mujeres diferentes? Diversos estudios han demostrado que el desarrollo neurológico entre hombres y mujeres no se da de una manera homogénea. Actualmente se ha podido observar cómo se da este funcionamiento cerebral en el cual su estructura y  funcionamiento es diferente en ambos sexos.

J. Cartín describe algunas diferencias estructurales en el cerebro. Resumiendo unos ejemplos, ella menciona que el cuerpo calloso que se encarga de interconectar los dos hemisferios es más denso en las mujeres, los hombres tienen el cerebro organizado de manera asimétrica, en cambio las mujeres de una manera bilateral. Desde aquí podemos observar que la estructura y funcionamiento del cerebro se da de manera muy distinta, lo cual ocasiona que tengan diferentes habilidades y potencialidades.

Procesos de aprendizajes diferentes

Estas diferencias también afectan en cómo se dan los procesos de aprendizaje. Una prueba de ello es la manera en que los individuos recaudan información, la cual es diferente en niños y niñas: Las regiones del cerebro para procesar y almacenar la memoria a largo plazo, siendo la memoria femenina mayoritariamente auditivo verbal y la masculina fundamentalmente visual (Cartín, J, s.f.). Los maestros deben tener conciencia de la importancia de cómo se da este almacenamiento de memoria, para poder realizar clases más acordes a su estilo de aprendizaje.

Otro aspecto que debemos de considerar son las habilidades cognitivas que adquieren los niños y niñas en edades tempranas. El reconocido psiquiatra Jay Giedd  ha demostrado que las partes del cerebro encargadas de las destrezas verbales de escritura, y lectura madura aparece antes en las niñas. La región Wernicke  parte del cerebro que coordina la función lingüística es más pequeña en los hombres (usuarios.multimania.es, 2005).  Las mujeres van a tener mayor facilidad en el lenguaje  y disfrutan mucho más conversar ideas, discutirlas y explayarse en los temas a tratar, a diferencia de los hombres, los cuáles son más concisos y les gustan las cosas más específicas y directas. Algo que debemos tener en cuenta es que, el hemisferio derecho es más grande en los hombres que en las mujeres, lo que les da mayor capacidad para las relaciones espaciales (Seleme, M. s.f.).

Los hombres son mucho más ágiles en matemáticas y en la inteligencia espacial, y avanzan en esos campos con mayor rapidez. Si nos planteamos una educación diferenciada, podremos fortalecer estas habilidades que posee cada sexo de una manera homogénea, de tal manera que permitan avanzar con mayor rapidez en las áreas más desarrolladas de cada uno.

Otro punto a favor de la educación diferenciada se ve reflejado en los niveles académicos de los alumnos, que son radicalmente más elevados en escuelas que la implementan. En gran Bretaña, por ejemplo, se han realizado pruebas donde se ha visto que 81 de las 100 escuelas con mejores resultados son de educación diferenciada tanto fiscal como privada: Entre las 10 mejores, sólo una es de educación mixta (Concapa.com).

En Ecuador hemos visto un resultado similar. En el año 2009 se realizaron pruebas para evaluar el rendimiento académico, de las cuales los que obtuvieron mejor puntaje en la región Costa, fue un colegio con educación diferenciada. Con esto podemos demostrar cómo el nivel académico se ha incrementado de gran manera en este estilo de educación.

Otro factor importante y que se observa en varios países es la disminución de violencia y conflictos en el aula, ya que al aplicar una educación diferenciada, la violencia entre género disminuye de gran manera, al bajar tensiones y las diferencias establecidas entre los sexos. Las relaciones de compañerismo aumentan al tener las mismas afinidades y procesos de aprendizajes y a la vez su autoestima se ve fortalecida.

Como conclusión podemos afirmar que la educación diferenciada mejora el proceso de aprendizaje de niños y niñas al respetar las diferencias individuales de ambos sexos que se observan en la estructura cerebral, como en los diferentes procesos de aprendizajes que se observan en niños y niñas. Se ha comprobado que el nivel académico aumenta sobremanera en varios colegios del mundo y la violencia en el aula disminuye al atender las necesidades de cada sexo. La autoestima y seguridad de los niños y niñas se incrementa al respetar las diferencias individuales, sintiéndose mejor con ellos mismos y sus propias capacidades.

Escrito por

Nos reservamos el derecho de publicar comentarios.

Comentarios cerrados.