EL SUJETO VS LAS IDEOLOGÍAS

Entregado: 02-05-2016 / Aprobado: 10-05-2016



Por Noelia Intriago Marchán


Estudiante del tercer año de la carrera de Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales de la Facultad de Administración y Ciencias Políticas de la Universidad Casa Grande (UCG).

 

La palabra ideología fue acuñada en el siglo XVIII por Antoine Louis Claude Destutt para describir el estudio de las ideas y la investigación (Sargent, 2009, p.6). Sin embargo, poco después se empezó a usar con un significado diferente.

 

Marx fue el primero en usar la palabra ideología como “un grupo de ilusiones políticas producidas por las experiencias sociales de una clase [económica]” (Sargent, 2009, p. 6). Luego, Gramsci diría que las personas son llevadas subconscientemente a mirar al mundo de la misma manera en la que los de la clase dominante lo observa. Althusser fue más allá al decir que la ideología no simplemente escondía la ‘realidad’ sino que creaba una nueva -el sistema de creencias es parte de la vida de una persona, y no hay realidad fuera de ella- (Sargent, 2009, pp. 6-7). Esto nos lleva a Žižek, quien en su libro El sublime objeto de la ideología, critica a los que sugieren que se puede escapar de las ideologías.

 

Una persona no puede escapar de las ideologías, tomar decisiones o encontrar satisfacción fuera de ellas. La ideología no es un velo que distorsiona la realidad, sino por lo contrario, la realidad desaparece sin una distorsión ideológica (Žižek, 1989, p.48).

 

Ser ideológico se puede traducir en una construcción cognitiva específica. La persona aprehende los valores, creencias y percepciones que a su pensar, la ideología proyecta. Es decir, si una persona es conservadora individualista, por citar un ejemplo hipotético, va a orientarse a responder bajo los argumentos que esta ideología genera. No va a poder razonar, al menos en primer momento, si su ideología puede errar. Por tanto, su capacidad autocrítica es muy baja. Mientras que tener una ideología se traduce en rescatar ciertos aspectos y atributos de diferentes doctrinas para una construcción ideológica propia.

 

Entre las personas que tienen una ideología hay mucha variedad, y si se eligen al azar dos de ellas, es poco probable que tengan las mismas posturas ideológicas. En consecuencia, el tener una ideología se torna en un espacio de convergencia, más que de competencia.  

 

Aunque todavía no hay un consenso sustentado en si se puede ser más o menos ideológico, existen estudios que realizan una contribución interesante en el área; por ejemplo: La polarización política en el público estadounidense (2014) del Pew Research Center. En este trabajo, se clasifican las adscripciones ideológicas en una respuesta dicotómica: liberales o conservadoras.

 

En los resultados (Overview, párr. 1), se observa qué tan consistentes son los encuestados en cuanto a una ideología. Como se puede observar en la figura 1, mientras más moderado sea el encuestado, más en el centro se ubica. Por el contrario, mientras más alejado del centro está, más ideológico es el encuestado.

 

Bajo este contexto, en la figura 1 se puede observar cómo en 1994, tanto el demócrata como el republicano promedio, eran menos ideológicos que en 2014. En definitiva, dos décadas después, hay menos personas que se ubican en el centro, adquiriendo posturas más ideológicas, debido a que la mayoría de las personas dieron respuestas más consistentemente liberales o conservadoras.

 

Comentarios finales

 

 

El término ‘ideología’ ha sido peyorativo desde que Marx empezó a usarlo con el significado que comprendemos actualmente, el de una ilusión política. Se entiende por tanto que algunas personas deseen escapar de las ideologías. Los cínicos que saben que las ideologías distorsionan la realidad y no quieren ser engañados, buscan estar afuera del sistema de creencias. Pero como ha expuesto Žižek, las ideologías están tan ‘infiltradas’ en nuestra realidad que incluso han llegado a contribuir a su existencia. En consecuencia, no podríamos experimentar la ‘realidad’ sin ideologías. No sólo existen diferentes ideologías en las cuales creer, también hay diferentes grados en los que una persona se alinea con dichos valores así como diferentes formas de relacionarse con el sistema de creencias.

 

 

DESTACADO:

 

Una persona no puede escapar de las ideologías, tomar decisiones o encontrar satisfacción fuera de ellas.

 

Bibliografía

 

Pew Research Center. (2014). Polarización política en el público estadounidense. Recuperado de: http://www.people-press.org/2014/06/12/political-polarization-in-the-american-public/

Sargent, L. T. (2009). Ideologías políticas contemporáneas: un análisis comparativo. Canadá: Wadsworth.

Žižek, S. (1989). El objeto sublime de la ideología. Londres: Nueva York: Verso.

 

 

 

3

 

Escrito por

Comentarios cerrados.